lunes, 12 de mayo de 2014

FRACKING: UNA CATÁSTROFE RURAL EN EL NORTE DE MURCIA


En las últimas semanas se ha endurecido el debate en torno a la extracción de hidrocarburos en distintos puntos de España. Grandes proyectos vinculados a Repsol pretenden explotar petróleo frente a las costas de Canarias y Baleares, con la oposición frontal de todos los estamentos sociales, incluidos los gobiernos de ambas comunidades autónomas. Sobre la mesa están también los más de 400 seísmos provocados por el almacén Castor en el Golfo de Valencia. Más sorda, pero más inquietante, es la amenaza que se cierne sobre amplias áreas del interior de la Península Ibérica a raíz de la licitación de explotaciones de gas natural mediante la técnica de fractura hidráulica o Fracking. Gobiernos enteros, como los de Cantabria, Navarra o La Rioja se han declarado unilateralmente libres de Fracking, así como decenas de ciudades y pueblos, mientras que iniciativas similares parecen prosperar en otros puntos calientes del mapa de la extracción de gas natural, como Baleares. Las plataformas contra el Fracking proliferan en todos los puntos del país. En la Región de Murcia, una de las zonas con concesiones más antiguas, pues de 2009 datan lasa concesiones Aries I y II, en el Altiplano, el Gobierno Regional ha desoído las distintas mociones en contra propuestas por la oposición. La Plataforma Cuenca del Segura libre de Fracking lucha contra una amenaza que puede convertir a Murcia definitivamente en un desierto sin remisión.
    Porque, no lo demoremos más, la fractura hidráulica supone la muerte de la agricultura y del paisaje allí donde las explotaciones se instalan.

    Es fácil entender la razón

    El proceso consiste en extraer gas metano mediante pozos que excavan profundidades de varios miles de metros en vertical. Estos pozos atraviesan acuíferos y zonas de areniscas y calizas para llegar a materiales más duros, como micaesquistos o granito. Atrapado entre los duros estratos se encuentra el gas, en pequeñas burbujas que la perforación, una vez cambiado el sentido de la búsqueda, pretende conectar horizontalmente. Una vez conectadas las burbujas se procede a romper la dura roca mediante explosiones, que liberan el gas, lo que permite conducirlo a la superficie. Parte de este gas se evapora irremediablemente, contribuyendo también a agudizar el llamado “efecto invernadero”. Las cantidades de agua a utilizar por cada pozo son impresionantes; en torno a 150.000 metros cúbicos; eso en una comarca seriamente deficitaria en el preciado elemento supone la primera de las muchas salvajadas que el Fracking impone al paisaje.
    Por otra parte, al fragmentar la roca madre que sostiene materiales más blandos situados encima , activa las múltiples fallas “dormidas” que atraviesan los estratos superiores, precisamente en una zona potencialmente sísmica como el Altiplano de Jumilla y Yecla, con la consecuente aparición de terremotos, algo entendible  en una técnica que, en palabras de Ángel Francisco Cutillas, literalmente, “masacra el material”.
Los potentes brazos de la perforación atraviesan los acuíferos, vitales para la supervivencia de la zona, por lo que han de ser encapsulados, lo que no impide en muchas ocasiones, que los mortales componentes de la mezcla de arena y agua utilizada, contaminen sin remedio el agua que durante siglos ha hecho posible la vida vegetal y animal. La perforación a profundidades tan extremas necesita que numerosos componentes se sumen a la mezcla, la mayoría de ellos altamente nocivos, como el benceno y los metales pesados, entre otros que pertenecen al enfangado territorio del secreto industrial. Por si esto fuera poco, el agua contaminada utilizada en la perforación (sólo podemos imaginar que será obtenida de los propios acuíferos) se deja evaporar en la superficie en balsas que suponen otra amenaza letal. La exploración, antes incluso de que la explotación se considere rentable, ya es nociva, porque implica el acceso a las recónditas zonas donde anida el gas, con todas las consecuencias de la consecuente perforación.
    Incomprensiblemente, esta terrible amenaza no ha perturbado al principal municipio afectado de la Región de Murcia: Jumilla. Mientras otras localidades cuyo territorio se encuentra incluido de soslayo, como en Castilla-La Mancha las vecinas Hellín, Ontur, Albatana o ya en Murcia, Yecla y Cieza, se articulan plataformas que enlazan a distintas asociaciones, que echan a la calle manifestaciones y protestas, en Jumilla apenas se ha hecho nada. Una moción presentada por IU fue aprobada en marzo de 2013 por el Ayuntamiento con el voto a favor de todos los partidos, de forma que el consistorio se declaraba Libre de Fracking, pero sin eco mediático ni social alguno. La Asociación de Naturalistas Stipa ha organizado conferencias de expertos, proyectado videos y lanzado campañas en la red sin obtener el apoyo esperado entre la población. La Asociación de Amigos de Jumilla ha organizado a su vez una conferencia a cargo de su presidente, el arquitecto Ángel Francisco, con escasa asistencia de público.

    Y nada más.

     Resulta inaudito que en una población que depende directamente del medio natural, con Denominación de Origen en vinos, quesos y cultivos de frutales, con una ganadería extensiva, vastas plantaciones de viñedo, olivar y almendro, con un turismo basado en la belleza, en las peculiares formaciones geológicas, en la riqueza de la fauna, que hacen de su territorio un atractivo para los senderistas, haga caso omiso de forma tan flagrante a la principal amenaza que se cierne sobre su medio ambiente, por encima incluso de la peor sequía en muchas décadas.
   ¿Dónde están los sindicatos agrícolas, las comunidades de regantes, las grandes fincas o los pequeños productores, donde las bodegas y el sector hostelero? La magnitud de la desinformación, propiciada por el oscurantismo de las empresas concesionarias, Invexta Recursos SL y Oil & Gas Capital SL, con la connivencia del  Gobierno Regional no es excusa para la apatía culpable de todo un pueblo. Nadie puede engañarse con el Fracking ni argumentar que la amenaza es falsa: está demasiado presente, desde hace años, en los medios de masas.

   ¿Qué representa el Fracking?

   Significa la etapa final de un descenso a los infiernos de la era de los hidrocarburos, la última hora de una forma de obtención de energía totalmente agotada. A pesar de ello, el gobierno español ha apostado por esta vía agotada y ha dejado caer en ominoso olvido las energías renovables.
    Significa una agresión brutal al territorio, al entorno natural, al paisaje, al medio humano, a la ciudadanía. Una falta de respeto a siglos de coexistencia, una forma de asesinato del frágil equilibrio entre hombre y naturaleza que representa el mundo rural.
    Para Jumilla y los pueblos de alrededor representa el final de su medio de vida, puesto que la explotación por Fracking tiene una vida media menor de una década, tras la cual queda un paisaje lunar, muerto, que ya hemos visto en amplias zonas del este y centro de EE.UU. Se acabaron las vides, el ganado y los productos de calidad, se acabó la restauración y el turismo de interior. Queda la emigración.

    Acciones como una Declaración de Paisaje Cultural -que proteja un entorno singular del cual parece que nos hemos olvidado-, las movilizaciones masivas de los distintos sectores para la prohibición de las explotaciones, la información constante e intensiva, la recogida de firmas, o tantas otras alternativas que en otros lugares se han puesto en marcha, pueden parar esta amenaza, pero para ello se necesita un pueblo unido, informado y responsable, algo que en Jumilla no se ha dado hasta el momento.

10 comentarios:

  1. Una verdadera lástima que la gente esté desinformada en este tema Bartolo, muy buen artículo, lo compartiré por algunos sitios a ver si despierta la rabia de alguien más al menos, y que se sepa lo que suponen estas burradas, no se ni como tienen la cara estas empresas de intentar hacer algo así sabiendo ya lo que supone, el dinero y la ambición son grandes enemigos de la naturaleza y de la vida.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Somos pocos los que nos hemos querido dar cuenta del alcance de esto, es incomprensible, pero es así, una simple cuestión de voluntad, por eso tenemos que mover mucho el tema. sabía que tú eras una de esas personas. Muchas gracias y felicidades por ese blog maravilloso.

    ResponderEliminar
  3. Siempre han engañado de igual manera a los incultos: prometiéndoles trabajo y pan, que luego se quedaba en nada y un mendrugo seco y mohoso, a cambio de destruir el medio natural. Ocurrió con muchas minas a cielo abierto, ocurrió, cerca de allí, en la comarca de la Mancha, cuando se canalizaron todos sus ríos y desecaron decenas de miles de hectáreas de humedal; todo para que alguien se lleve mucho dinero y deje el pufo a los habitantes, que ya nunca podrán recuperar lo que vendieron. Y cada amenaza es más severa e irreversible que la anterior.

    ResponderEliminar
  4. Nunca se dejara de ser el "pueblo de la mierda gorda", a ver si la gente va removiendo "el ato" ya

    ResponderEliminar
  5. Realmente no teneis ni idea de lo que es el Fracking no? Dudo yo mucho que lo vayan a hacer en Jumilla. pero aunque asi fuera si se hace de manare correcta es perfecto para incrementar la produccion y en si no afecta en nada a la superficie (asi que paisajes lunares, etc es todo especulacion). Como todo si se hace mal puedes causar un problema. Pero vamos a ponerlo asi que es preferible hacerlo bien y tener otra nueva fuente de ingresos he industria no?. Mas que negarse a una tecnologia lo que hay es que vigilar que se aplique bien y echo por expertos en la industria. Y cuando hablais de expertos, habeis invitado a alguna companyia de verdad que se encargue de franking, o solo a expertos que respalden vuestra teoria?

    ResponderEliminar
  6. Hoy en JUMILLA a las 12:20 ha temblado en la casa que me encuentro desde el piso cero hasta la cuarta planta. ¿Cuanto aguantarán os jumillanos? ¿Se movillizarán? ¿O verán como se contaminan sus acuíferos y aparecen terremotos como setas?

    ResponderEliminar
  7. Seguramente älvaro es un experto en lo que es el fracking, no? o es que trabajas para alguna de las compañías que realizan esta técnica? EN USA ya ha habido un dictamen en el que han obligado a indemnizar de forma millonaria a una familia que estaba muy enferma debido a vivir cerca de pozos de extraccion realizados para la extraccion mediante fracturacion hidraulica o fracking, asi que las llevais claras los que solamente veis dinero en las actividades humanas....asi que dime...cual es el precio de l agua limpia?, te lo voy a decir yo, sin agua limpia no hay vida humana, asi que no tiene precio.
    Ademas de esto te voy a decir que en esta disparatada técnica se inyectan unas 600-900 sustancias quimicas al terreno, entre las cuales hay fenol, que es altamente cancerígeno, y ya solamente por poseer esta sustancia debería estar prohibido...pero los representantes de compañias y politicos comprados siguen argumentando como tu, que es un a fuente de ingresos...ingresos para quien? para el empresario y para los sobres de los politicos? de ese dinero el pueblo no ve nada absolutamente, asi que jamas permitiremos que contaminen todo solo para que los mismos sigan incrementando su patrimonio. Ladrones! y luego ignorantes como tu que, bien por oficio o por beneficio sois ciegos a lo que es mas que evidente....ojala te pongan un pozo al lado de casa y te salga gas por el grifo, como esta sucediendo en USA, entonces te ibas a enterar y ya cambiarias tu pobre ignorante discurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuesta falaz habitual en las conspiranoias. A Antonio Sanz le ha faltado decir que "¡no puedes responder si no eres geólogo!" en su penoso discurso argumental. Eso si, referencias a estudios científicos, ninguna.

      Eliminar
  8. Otra vez con las conspiraciones, yo es que ya me troncho, Visartas, no se si hablas en serio o en broma, quien quiera saber bien que es el Fracking, existen cientos de estudios, hasta los masa pro-fracking todos reconocen que hay una pequeña parte que no pueden controlar y yo pienso que con el agua o 100% de seguidad o nada de nada.

    ResponderEliminar